Pesas rusas

Son capaces de desarrollar brutalmente tu musculatura y tu aptitud cardiovascular de forma simultanea, más que algún máquina de gimnasio de hoy. No en vano fueron la utilidad de entrenamiento de las fuerzas particulares rusas a lo largo de décadas.

Te puede interesar…

Pesas rusas

Aunque empiezan a conocerse cada vez más, las pesas rusas (o kettlebells) aún siguen siendo un elemento raro en la mayor parte de gimnasios.

Una kettlebell es la preferible compañera para tu gimnasio en el hogar. En este texto vas a aprender qué criterios tomar en cuenta para escoger una aceptable pesa rusa, cómo utilizarlas, por qué no tienen relación con las mancuernas y cuáles son las superiores.

Partes de una pesa rusa

Para comprender el inicio de desempeño de las pesas rusas y la información que ofrecen los desarrolladores, es favorable que te familiarices con los términos que se usan para determinar sus partes.

Como ves, es un elemento increíblemente simple. Fundamentalmente, se constituye de un cuerpo y un asa para agarrarlo. En la parte central del cuerpo frecuenta venir grabado su peso, que perfila su tamaño.

¿Qué distingue las pesas rusas de unas mancuernas?

Si no has escuchado comentar jamás de una pesa rusa, esta es la primera pregunta que te va a venir a la cabeza.

La distingue primordial está en sus centro de gravedad. El asa de la pesa rusa desplaza el centro de gravedad del cuerpo (donde está el peso). Cuando la recoges, su propia gravedad provoca que involucres los músculos estabilizadores del cuerpo y parte importante de los músculos de la espalda y las piernas.

Esta peculiar propiedad facilita realizar movimientos balísticos (dinámicos y explosivos) como el swing, inviábles de realizar con mancuernas.

Virtudes de las pesas rusas

Si tus amigos te comentan que te dejes de tonterías y te compres unas mancuernas (a mí me ha pasado), puedes argumentarles lo siguiente:

  • Las pesas rusas te aceptan trabajar tu musculatura y tu sistema cardiovascular a la vez. Olvídate de largas sesiones de cardio.
  • Además de la fuerza y la capacidad, trabajas la elasticidad, progresando la movilidad de tus articulaciones.
  • La mayoría de movimientos con pesas rusas requieren seguridad del tronco, por lo que fortalecerás los abdominales y los músculos de la espalda irremediablemente.
  • El agarre de las kettlebells es muy ancho relacionado con el de las mancuernas. Esto va a hacer que superiores tremendamente tus antebrazos y tu fuerza de agarre.
  • Se usan en fisioterapia para rehabilitar lesiones, principalmente de espalda.

¿Debería adquirir una o dos?

Cuando compramos mancuernas, comunmente lo hacemos por pares. Un iniciado en pesas rusas esperaría llevar a cabo lo mismo, y se equivocaría.

Una pesa rusa es más que bastante para comenzar. Más allá de que la mayoría de ejercicios se tienen la posibilidad de llevar a cabo sólo con una, es verdad que tener 2 o más te puede venir bien en estos casos:

  • Necesitas conducir pesos diferentes según el ejercicio. Puede que domines algunos ejercicios y seas con la capacidad de utilizar una pesa rusa de bastante peso. En cambio, en otros puedes sentirte más seguro con una de un peso menor.
  • Hay ejercicios que necesitan dos. En el siguiente video vas a ver 14 ejemplos de ejercicios con dos pesas rusas.

Pesas rusas tradicionales VS pesas rusas de competición

Puedes hallar 2 tipos primordiales de pesas rusas, las tradicionales de hierro fundido y las de acero de competición.

Kettlebell Clásica

Se constituye de una bola sólida de hierro con un asa. Al ser sólida, es ineludible que su tamaño varíe en funcionalidad del peso. ¿Y qué inconveniente hay?, pensarás. Para la mayor parte de nosotros, ninguno. Pero para alguien que compite, es bastante superior que el volumen sea el mismo ajeno del peso, para sostener la exactitud en el agarre y en los movimientos.

Acostumbran tener el asa más importante que las de competición para hacer ejercicios que necesitan la utilización de ámbas manos, como el swing que observábamos antes.

Kettlebell de competición

Su creación es de acero, pero el interior es hueco. Esto facilita ir haciéndola más densa para aumentar su peso sin cambiar sus dimensiones. El resultado es que sus dimensiones están estandarizadas, para que siempre se compita con el mismo tamaño de pesa. La exclusiva distingue apreciable está en su color. La roja (32 Kg), la verde (24 Kg) y la amarilla (16 Kg).

Puedes encontrarlas por un precio muy semejante a las tradicionales. Si tienes ganas de saber cómo conseguirlas, échale un ojo al apartado «Otros tipos de pesas rusas» en el final del artículo.

¿Qué tengo que tomar en cuenta para escoger unas pesas rusas?

Entre los elementos más destacables que tienes que fijarte para escoger tu pesa rusa están: el material del que está hecho el cuerpo, el asa, la base y el peso. Vamos a investigar todos ellos.

Material

Los más típicos y los que te sugiero son hierro y acero, pero en la actualidad han aparecido modelos de otros materiales. Impide materiales blancos como cauchos o plásticos, dado que la sensación al llevar a cabo los ejercicios es muy distinta.

Las kettlebells habituales son todas de hierro. Para proteger mejor su cuerpo, evadir el desgaste y hacer mejor su diseño, varios desarrolladores eligieron por utilizar un material de recubrimiento. Los más usados son el neopreno y el vinilo, aunque además hay de goma.

  • El vinilo le proporciona una fachada radiante que la hace más interesante. Es verdad que con el tiempo puede agrietarse, pero no es recurrente.
  • El neopreno no posee el aspecto «vivo» del vinilo, pero asegura más contra el desgaste. Además disminuye resbalones (aunque la región más conflictiva está en el asa). Además, disminuye bastante el ruido al dejar la pesa en el suelo.
  • La goma ofrece amortiguación a los golpes pero es menos fuerte que los dos anteriores. En particular, sufre deterioro con el calor. Si compras una de este recubrimiento, ten la precaución de alejarla de focos que desprendan bastante calor.

Asa y cuernos

Intenta que los cuernos sean curvos. Impide cuernos con un ángulo bastante forzado dado que frecuentemente vas a coger la kettlebell de ellos.

El asa debería ser rugosa para remarcar el agarre y evadir resbalones. Huye de asas que sean bastante delgadas. Lo habitual es utilizar un tamaño de asa que no consigas rodear totalmente con los dedos. Y de forma simultanea, ten presente que el asa debe ser bastante grande como para que consigas cogerla con ámbas manos.

En la siguiente imagen te lo resumo:

Base

La base plana es primordial para que la pesa rusa sea permanente cuando la apoyes. Hay varios ejercicios en los que deberás apoyarla:

 

La base de la pesa rusa ha de ser plana para beneficiar el acompañamiento

En esta situación, las pesas rusas de competición son más convenientes que las tradicionales, dado que su base siempre tiene las mismas dimensiones.

No sobran, pero vas a encontrar pesas rusas con bases irregulares en modelos de plástico muy baratos. En la siguiente imagen te muestro un ejemplo:

Peso

Otra vez, estamos con error habitual de contrastar pesa rusa con mancuerna. No intentes extrapolar el peso que levantas con mancuernas a las kettlebells. Vas a ver que la sensación es muy distinta.

Para comenzar, si sueles entrenar en el gimnasio con pesos moderados, te recomendaría la de 12 Kg si eres hombre, y 6 Kg si eres mujer. Cuando controles algo más la técnica, tendrás la posibilidad de pasar al próximo escenario (16 Kg en hombres y 8 Kg en mujeres).

¿Dónde adquirir pesas rusas baratas?

Uno de los especiales sitios donde adquirir tus pesas rusas es Amazon. Amazon es la web de ventas en línea más importante de todo el mundo y tienes costos muy ajustados. En muchas oportunidades inferiores a los del propio desarrollador.

Tanto si deseas hallar una kettelbell económica o deseas una de la máxima calidad, en Amazon vas a encontrar alguno de las que he analizado en este texto.

 

Cerrar menú